Comprar obra nueva

La vivienda nueva en España es muy popular, siempre hay demanda. Las viviendas nuevas se consideran bienes inmuebles que nunca se han vendido, incluso si la casa se construyó hace varios años.
Los edificios nuevos no requieren renovación: la vivienda se ofrece con una cocina incorporada, incluyendo todos los electrodomésticos necesarios, fontanería instalada y aire acondicionado.

 
Si se adquiere la vivienda durante la construcción, el futuro propietario puede realizar ajustes en la distribución del apartamento o la casa.

 
Los derechos del comprador están bien protegidos por la ley LOE (Ley de Ordenación de la Edificación). Según esta ley, si hay defectos en el apartamento, el constructor está obligado a eliminarlos a su costa. El comprador puede recurrir a él en el plazo de un año para sustituir un grifo que gotea o arreglar una pintura seca. Para los defectos más graves, como astillas o grietas en las paredes de soporte, los cimientos, hay una garantía a largo plazo. Los abogados de Alicante Real Estate vigilan el cumplimiento de las obligaciones del promotor.
Al comprar una segunda mano no hay tal servicio.


Debido al uso de materiales de mayor calidad en la construcción de nuevas viviendas, la planificación competente, los servicios públicos en los nuevos edificios son sustancialmente más bajos. Los nuevos edificios se modernizan - se instalan paneles solares en los techos, lo que reduce significativamente el costo de la electricidad. Además, una buena ventaja es tener su propia terraza, zona de recreo y piscina en el patio.


Si se compra una vivienda en construcción, el importe se paga en varias etapas:
- una parte al reservar la vivienda;
- 20 - 30% en el momento de la transacción;
- El resto de los fondos se transfieren al final de la construcción.


Este sistema es cómodo y permite al comprador preparar la cantidad de dinero necesaria con tranquilidad.
La vivienda nueva en España - es una inversión inteligente a largo plazo que permite no sólo para ahorrar, pero en el futuro y multiplicar los fondos invertidos.